martes, 12 de noviembre de 2013

y aqui esta el resultado creo que no me quedo mal no' que opinais

2 comentarios:

Pablo Hernández dijo...

Hola :) si fuera mío, yo habría dejado algo de vena viva a la vista, en el frente, y también refinaría más adelante esa madera con grietas y detalles más finos, no obstante siempre afirmo que al que le tiene que gustar es a su dueño. Venga, un saludo, y ahora a ramificar esa copa poquito a poquito...

Kai dijo...

Los acebuches son duros de roer, pero bueno, también lo aguantan todo. Por mi blog tienes una entrada de una visita que hice a una expo en Huelva, en ella se ven bolas trabajadas con surcos y daban el pego, si quieres dale un vistazo, el resultado es más que agradable y consiguen sacar partido a esos tochos. Esa forma de trabajar el acebuche no la he visto en ningún otro lugar, ya te digo, dan el pego.
Un abrazo.